palabras regalo... palabras milagro

viernes, septiembre 26, 2008

Aunque ando escribiendo en otras carpetas de mi mac no puedo resistir dejar unas palabras en estos días...


Cuando la vida te viene de cara, cuando las cosas encajan, cuando los besos son correspondidos, cuando el cariño es mullido y la pasión nos envuelve y nos protege... se acaban las palabras. Los silencios son elocuentes cuando la vida nos responde...

En esos días dulces y rojos, en esos días amables e intensos... las únicas palabras que sirven son las palabras regalo... las palabras milagro. Sonidos que suenan conocidos, sílabas que se unen solas y letras que rebosan agradecimiento. Bastaría tal vez con pronunciarlas pero entran ganas de paladearlas, saborearlas, gritarlas o proclamarlas. Porque nos sentimos tocados por la gracia, acariciados por la vida, abrazados por la suerte.

Un regalo es un milagro que transforma un día gris en un estallido de emociones que discurren por los adentros. Un milagro es un regalo que no merecemos pero que acogemos con la humildad del que se sabe pequeño en sus miserias pero enorme porque es amado. Tu amor me hace grande y por eso la vida te está llenando de palabras-regalo, de palabras-milagro.

2 comentarios:

Asunta dijo...

Por los regalos, por las personas, por la vida ... y por tus palabras no puedo sino decir GRACIAS

David dijo...

Suscribo las líneas de Asun. ¿Qué puedo decir, cuando sabéis muy bien que hace tiempo que estoy en racha -hasta el punto de que empiezo a considerar que no lo merezco-? Se me acumulan los besos correspondidos (aunque un poco más de pasión no me vendría mal, soy lo peor), los días intensos.
La vida me responde.
Por eso te agradezco que me recuerdes esas palabras-regalo, las palabras-milagro. Y, sobre todo, que insistas en la humildad con que debemos acoger esos milagros cotidianos.
Yo doy gracias todos los días. Por los acontecimientos y por las personas con las que puedo compartirlos. Un abrazo trasatlántico